Saltar al contenido

Sistema nervioso jugando y aprendiendo

Sistema nervioso jugando y aprendiendo

Sistema nervioso kenhub

El sistema nervioso puede dividirse en dos grandes subdivisiones: el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso periférico (SNP), que se muestran a continuación. El SNC está formado por el cerebro y la médula espinal; el SNP conecta el SNC con el resto del cuerpo. En esta sección, nos centramos en el sistema nervioso periférico; más adelante, veremos el cerebro y la médula espinal.

El sistema nervioso periférico está formado por gruesos haces de axones, llamados nervios, que transportan mensajes de ida y vuelta entre el SNC y los músculos, órganos y sentidos de la periferia del cuerpo (es decir, todo lo que está fuera del SNC). El SNP tiene dos grandes subdivisiones: el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo.

El sistema nervioso somático está asociado a las actividades que tradicionalmente se consideran conscientes o voluntarias. Está implicado en la transmisión de información sensorial y motora hacia y desde el SNC; por lo tanto, está formado por neuronas motoras y neuronas sensoriales. Las neuronas motoras, que llevan las instrucciones del SNC a los músculos, son fibras eferentes (eferente significa “que se aleja”). Las neuronas sensoriales, que llevan la información sensorial al SNC, son fibras aferentes (aferente significa “que se acerca”). Cada nervio es básicamente una supercarretera de doble sentido, que contiene miles de axones, tanto eferentes como aferentes.

El sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso es el principal sistema de control, regulación y comunicación del cuerpo. Es el centro de toda la actividad mental, incluidos el pensamiento, el aprendizaje y la memoria. Junto con el sistema endocrino, el sistema nervioso es responsable de regular y mantener la homeostasis.

  Juegos de ajedrez para aprender a jugar

Al igual que otros sistemas del cuerpo, el sistema nervioso está compuesto por órganos, principalmente el cerebro, la médula espinal, los nervios y los ganglios. Éstos, a su vez, están formados por varios tejidos, como el nervioso, el sanguíneo y el conectivo. Juntos llevan a cabo las complejas actividades del sistema nervioso.

Millones de receptores sensoriales detectan los cambios, llamados estímulos, que se producen dentro y fuera del cuerpo. Controlan cosas como la temperatura, la luz y el sonido del entorno externo. En el interior del cuerpo, el medio interno, los receptores detectan las variaciones de la presión, el pH, la concentración de dióxido de carbono y los niveles de diversos electrolitos. Toda esta información recopilada se denomina entrada sensorial.

La entrada sensorial se convierte en señales eléctricas llamadas impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro. Allí, las señales se reúnen para crear sensaciones, producir pensamientos o añadirse a la memoria; en cada momento se toman decisiones basadas en la información sensorial. Esto es la integración.

¿Cómo reduce el juego el estrés?

Los músicos, los atletas y los campeones de concursos tienen algo en común: el entrenamiento. Aprender a tocar un instrumento o un deporte requiere tiempo y paciencia. Se trata de dominar constantemente nuevas habilidades. Lo mismo ocurre cuando se trata de aprender información, por ejemplo, al prepararse para un concurso o al estudiar para un examen importante.

  Mesa de juegos multiusos

El flujo sanguíneo revela la actividad del cerebro. En este caso, el color azul resalta las áreas relacionadas con la atención que tenían un mayor flujo sanguíneo cuando las personas aprendían una tarea por primera vez. El flujo sanguíneo disminuye en esas zonas a medida que se familiarizan con la tarea. El rojo muestra las áreas de vagabundeo mental que se volvieron más activas a medida que se dominaba la tarea. Cortesía de Nathan Spreng/Universidad de Cornell

Hacer algo una y otra vez no sólo lo hace más fácil. En realidad, cambia el cerebro. Puede que esto no sea una sorpresa. Pero hace tiempo que es un misterio cómo se produce ese proceso. Los científicos saben que el cerebro sigue desarrollándose durante la adolescencia. Pero estos expertos solían pensar que esos cambios se detenían una vez que el cerebro maduraba.

Sistema nervioso central

Para ayudar a los profesores a determinar qué contenidos enseñar, a los autores de libros de texto qué escribir y a los creadores de planes de estudio a definir los objetivos de mayor importancia en este abrumador, diverso y confuso panorama de conocimientos, el objetivo del presente estudio es identificar la opinión de los expertos sobre qué conocimientos son importantes para comprender el sistema nervioso en el contexto de la enseñanza secundaria de la biología y las ciencias. Para ello, hemos realizado un análisis de contenido temático de los libros de texto, seguido de un estudio Delphi en el que han participado expertos de diversos campos relevantes, como la neurobiología, la medicina, la psicología y diferentes subcampos de la neurociencia, como la neurociencia de sistemas, la neurociencia cognitiva y la neurociencia computacional, para averiguar qué conocimientos consideran importantes para comprender el sistema nervioso en el contexto de la enseñanza de la biología y las ciencias en la escuela secundaria.

  Juegos de mesa niã±os 6 aã±os

“El volumen aquí reimpreso se ocupa predominantemente del tipo de comportamiento motor que se llama “reflejo”; podría dar la impresión de que en el comportamiento reflejo vio el más importante y de mayor alcance de todos los tipos de comportamiento “nervioso”. En realidad no es así [38]”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad